8 equivocaciones acerca de los animales

Este artículo es una traducción de un video que salió en YouTube llamado 8 Animal Misconceptions. En español podría llamarse 8 equivocaciones de los gringos acerca de los animales ya que la mayoría de estos mitos son falsedades comunes en los Estados Unidos. Por otra parte, algunos han llegado hasta nuestras culturas latinoamericanas, propagados por los medios de comunicación y aceptados por el público como verdad.

***

8 equivocaciones acerca de los animales

Berglemming-drawing

8. Los lemmings son animales suicidas

Cuando escuchas la palabra “lemmings” lo más probable es que se te vengan dos cosas  a la mente: El videojuego y una especie de pequeñas criaturas suicidas que saltan de los acantilados cuando su población crece demasiado. En caso de que no lo sabías, los lemmings son reales y adorables y no son suicidas. El origen de este mito es un poco confuso, pero los lemmings del videojuego han hecho mucho para convencer a la generación más joven de que los lemmings son intencionalmente suicidas – y que es extremadamente frustrante microgestionarlos y que por lo tanto son merecedores de la exterminación en masa.

daddy long legs

7. Los opiliones son las arañas más venenosas

Los opiliones son unas cosas patudas que se han ganado la reputación de ser la más venenosa de las arañas. Pero también son bastante comunes así que podrías preguntarte por qué más personas no mueren cada año por picaduras de opiliones. Pues al igual que una buena teoría de conspiración, este mito cubre sus propias pistas diciendo que sus colmillos son demasiado pequeños como para penetrar la piel humana. Este último detalle te puede convencer, excepto que este malentendido es un triple golpe de falsedad: 1) los opiliones no tienen colmillos porque 2) no producen veneno porque 3) ni siquiera son arañas.

avestruz

6. Los avestruces esconden sus cabezas cuando tienen miedo

Revisemos las propiedades de estas aves no voladoras, ¿de acuerdo? Miden hasta nueve metros de altura, con hasta 154 kilos de peso, agresivas, con picos afilados y garras largas. Esencialmente un avestruz es lo más parecido a un dinosaurio rapaz viviente que jamás vas a ver.  De todos modos, teniendo en cuenta estos hechos, si decides amenazar un avestruz ¿de verdad crees que va a enterrar la cabeza en la arena y esperar a morir? No, claro que no, si tienes suerte va a huir a los 40 kilómetros por hora y si no, es tu momento de fatalidad. Los avestruces no tienen ninguna razón para ocultarse y especialmente no en la forma más estúpida que jamás se haya visto. Si lo hicieran, les habría ido igual que a los dodos.

Y ya que estamos hablando de aves no voladoras, hablemos de los pajaritos.

nest

5. Los pájaros madres rechazan a sus bebés si los tocan los humanos

Un pájaro madre no abandonará a su bebé nomás porque lo has tocado igual que una madre humana no abandonaría a su bebé sólo porque un ave lo haya tocado. Si encuentras un pájaro bebé y puedes llegar fácilmente al nido, está perfectamente bien ponerlo de nuevo en el nido.

goldfish

4. Los peces tienen una memoria de pocos segundos

Los pez dorados, o carpines dorados, son unos de los peces más comunes como mascota y su memoria dura mucho más de tres o siete segundos ( o cualquier otro número inventado para acompañar este mito). De hecho, se pueden entrenar y recuerdan lo que aprendieron por meses, lo cual es más de lo que se puede decir de muchos seres humanos. En una nota relacionada, también existe una marca de galletitas que se llama Goldfish y es muy popular en los Estados Unidos.

Box_of_Puppies_Meets_Cat

3. Los perros sólo ven en blanco y negro

Pobres perros, siempre viven en sus tristes mundos monocromáticos. Excepto que eso no es verdad. Los perros ven en color, pero no del todo como nosotros.La mayoría de los humanos ven tres colores primarios—rojo, azul y verde—pero los perros se limitan a dos: pueden ver tonos de azul, pero no pueden distinguir el resto de la gama de colores. Es por eso que si compras un juguete de color rojo y lo tiras en el césped verde a veces se les hace difícil encontrarlo. Es fácil para ti ver porque tus antepasados changos pasaron varios millones de años forrajeando para ver frutas de color rojo sobre un fondo verde y así aprendieron perfectamente bien a ver colores –y los que no lo hicieron se murieron—pero los ojos caninos no son como los ojos de chango y para tu perro, a parte del azul todo es del mismo color. Así que la próxima vez que estés en la tienda de mascotas, cómprale a tu perro un juguete azul.

Y, ya que estamos hablando acerca de la visión hablemos sobre los murciélagos.

bat

2. Los murciélagos son ciegos

Si alguna vez has mirado a un murciélago, debe ser inmediatamente obvio que no son ciegos porque te regresan la mirada—con sus ojos—que utilizan para ver cosas. Pero hacen algo aun más asombroso ya que tienen un sentido adicional llamado ecolocalización que les permite navegar por el mundo en completa oscuridad, algo que no puedes hacer tú. Así que desde la perspectiva del murciélago tú eres el ciego.

line-art-illustration-of-frog

1. Las ranas no escapan si las pones en una olla y subes la temperatura lentamente

Este mito es verdad… más o menos. Friedrich Goltz, demostró que una rana permanecerá alegremente en una olla de agua hirviendo si se empieza con agua helada y se eleva la temperatura lo suficientemente lento. Sin embargo, el hecho más relevante que a menudo se deja fuera de la narración es que Goltz partió los cerebros de las ranas antes de colocarlos en la olla, lo que más bien las pone en desventaja. Goltz también mostró que si no le hacía una lobotomía a la rana primero entonces—sorpresa –saltaban fuera de la olla. Lo más probable– pero por favor no intentes esto en casa –es que la eliminación del cerebro de cualquier animal más bien dificultaría su instinto de auto preservación y también los haría más crédulos sobre conceptos erróneos comunes.